¿Qué se esconde en nuestras manos?

Durante una clase de biología de 3º de la E.S.O.  estuvimos explicando la importancia de lavarse las manos antes de comer o de manipular un alimento, pero claro, ya lo dice el refrán, «ojos que no ven, corazón que no siente», y como es mejor ver para creer, decidí hacer esta práctica.
Cogimos a tres alumnos a modo sujeto de estudios y experimentamos en tres situaciones:

  • Un alumno estamparía su huella en una placa con un medio de cultivo rico, con las manos sin  lavar.
  • El siguiente se las lavaría, pero solo con agua.
  • Por último, el tercer alumno, estamparía su huella tras lavarse la mano con agua y jabón.
  • Se puede hacer una tercera experiencia, que sería usar gel hidroalcohólico en una cuarta placa.

Dejariamos incubar las placas a 36ºC durante 72 horas y observamos el resultado.

RESULTADO DE LA PRÁCTICA:


Como ya he dicho antes, es mejor ver para creer y aquí os dejo los resultados:​​

 Es verdad, que en la tercera situación tendría que haber muchas menos bacterias de las que han aparecido, pero intuyo que se debe a contaminación por el camino entre el baño y el laboratorio.


Aún así, quedaron muy impresionados con la práctica, sobretodo al saber de que se bacterias se trataban y al observar las colonias a la lupa y al microscopio.

Y creedme, se lavarán muy bien las manos tras esta práctica.


PROTOCOLO DE PRÁCTICAS:

Los-microorganismo-de-la-mano

2 Comments

    1. De algunas se pueden identificar su género por la morfología de la colonia. También el color/olor de algunas indica que son levaduras, incluso puedes coger una muestra y observarlas al microscopio y se ven perfectamente. Aún así, tengo que decir que el mérito es de mi amigo microbiólogo que está muy acostumbrado a verlas y es el que me las identifica jejeje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *