La fotosíntesis de una planta acuática

La fotosíntesis es un proceso complejo, en ocasiones dificil de explicar, pero que con esta práctica muy sencilla podemos llegar a comprender que ocurre en una planta cuanto la sometemos a diferentes condiciones.

Para ello hemos usado una planta acuática, en el protocolo os sugiero que sea Elodea, pero ante la dificultad de encontrarla, recurrimos a otra que había en la tienda de acuarios de mi barrio (no os sabría decir el nombre científico, pero funcionó bien).

Esta la someteremos a 3 situaciones:

– SITUACIÓN A: Agua + bicarbonato + luz

– SITUACIÓN B: Agua + bicarbonato + oscuridad

– SITUACIÓN C: Agua hervida + luz

Con el bicarbonato, lo que conseguiremos es el aporte de CO2 que necesita la planta para realizar la fotosintesis.

En el protocolo podréis encontrar como depositar las hojas de la planta acuática para que se observen los resultado, algo así como se muestra en esta foto:

Tras esperar 24 horas, analizamos los resultados. ¿Qué ha pasado?

Analizamos los resultado mediante la formación de burbujas de oxígeno en el tubo de ensayo (aunque en nuestro caso, se nos quedaron en el embudo ya que debíamos haber dejado una ranura por debajo del embudo para que las burbujas subieran hacia arriba).

Para dicho análisis de resultados, lanzamos la siguiente pregunta: ¿Qué tubo/condición tiene más oxígeno? ¿Por qué?

Nota: En oscuridad y CO2 hay burbujas, pero muchas menos que en luz, debido a la fotosíntesis residual. Al cabo de otras 24 horas ya no se observaba ninguna.

Aquí os dejo el protocolo más detallado de la práctica. Es muy sencilla y les aclara mucho lo que ocurre en la planta:

Fotosintesis-Elodea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *