Evaluaciones iniciales ¿Otra vez?

Y si, justo «¿otra vez?» es la frase que dicen constantemente los alumnos cuando le dices que vas a realizar la evaluación inicial.

Estas pruebas, para muchas asignaturas pueden ser muy importantes, para saber el nivel del que parte un alumno concreto en un ámbito concreto. En el caso de mi asignatura nunca me suelen aportar mucha información ya que mi materia, tiene mucho contenido que es nuevo o que no tiene continuidad, por lo que muchos cursos es casi «empezar de 0».

Este año, en mi centro se nos ha dado la libertad de que realizaramos la evaluación inicial como a cada uno nos viniera bien: individual, grupal, por competencias, etc. Años atrás, ya había hecho la evaluación inicial con Plickers, Kahoot o GradeScanner (app que corrige automáticamente exámenes tipo test), pero este año quería hacer algo diferente que me mostrara los conceptos asimilados de años anteriores pero a nivel grupal.

Y tras llegar a esta conclusión, me topé con el maravilloso post de Pablo – Física y Química (aquí os dejo la publicación: https://www.facebook.com/pablofisicayquimica/posts/739299393158002) en la que explicaba como iba a realizar él su evaluación inicial: mediante un juego archiconocido por todos que es el Jenga (o juego de los palitos, como  dicen mis niños). Aprovecho desde aquí para hablaros de Pablo, si impartís la materia de física y química, visitad su página web, no os hacéis una idea de la de recursos maravillos e ideas que os puede aportar (https://pablomotril1980.wixsite.com/creamosparaaprender)

Hice lo mismo que él, organicé la clase en 3 grandes grupos y ¡a jugar!. ¿Qué mejor manera que empezar un curso y conocer a tus alumnos que jugando?

Yo preparé una batería de 50 preguntas. En un primer momento, como compré un Jenga numerado (del Tiger) quería que ellos eligieran el número de pregunta y si la fallaban, que sacaran ese palito concreto del Jenga, al final opté por ir por orden y hacerle la pregunta al grupo y si fallaban, que sacaran el palito que ellos quisieran (así, si se caía podía tener más rejugabilidad).

En la pizarra hice un marcador de palitos (un palito por cada fallo, 5 palitos si se les caía la torre) y de esta forma podíamos tener a un equipo ganador (a final a ellos, eso de competir, les gusta).

Aquí os dejo un ejemplo de las preguntas que utilicé para 3º de ESO (lo hice también en 1º y 4º de ESO)

PRUEBA-INICIAL

Sin duda, la mejor forma de empezar el curso.

También en 3º y en 1º de Anatomía aplicada el curso empezó con una comprobación para ver que nivel de anatomía del cuerpo humano tenían. Este juego ya lo había hecho varias veces en actividades extraescolares e incluso campamentos, pero para estas asignatura viene de perlas, ya que, tendrán que situar con un post-it el órgano, músculo o hueso que yo les diga.

Es una buena actividad para hacer en grupo ya que les encanta empapelar a uno de sus compañeros de arriba a abajo. Como consejo, usad algo que pegue más que un post-it (cinta de carrocero por ejemplo) ya que se caían fácilmente y lo divertido es, comprobar al final cuantos aciertos tienen.

Con la app Human 3D les iba enseñando la localización exacta y si habían acertado, punto que se llevaban para su marcador.

¿Os gustan estas dos ideas? ¿Qué soléis hacer para empezar el curso de una forma diferente?

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *